2 de gener de 2011

Un petit conte chiapanenc

[hi ha algunes expressions mexicanes que, de ben segur, entendreu]

La historia de la H que quería dejar de ser muda

Había una vez una H que parecía una mujer pero era un hombre, o sea era hermafrodita.
Vivía el el cerro de Huitepec en el número ocho.
Su comida preferida eran los huevos horneados con mucho chile.
Tenía la habilidad de chasquear los dedos y chuparse el hombro al mismo tiempo. ¡Che viste!.
Venía de un hogar humilde y vivía con sus hermanos y hermanas, pero todos eran huérfanos.
Y la H quiso buscar chamba para chambear, pero ¡chale! no había chamba. Y agarró su chaleco y sus huaraches y dejó de chupar chela. Y como una heroína salió a la calle a mostrar sus habilidades. Y vió que muchos eran los que luchaban, ¡no estaba sola!.
Y quiso dejar de ser muda y quiso hablar y contar su historia y la de los demás. Ella veía en la gente que chambeaba y que buscaba chamba humildad, honradez y humanidad.
Comenzó a repartir hojas y a contar cuentos del derecho y del revés.
¿Cómo lo ves? ¡Chido pues!
Y de repente, ¡qué horror!, la hemoglobina se le hundió hasta los pies y todo su buen humor se hizo humo.
Un hombre que no era harapiento se lo miraba hosco.
"¡Oh! - dijo ella - Quiere bailar un cha cha cha?".
Él continuó con su hostigamiento.
Y ella contestó: "Que facho, que falta de humor!".
Y el hombre histérico se molestó. Como era miembro de la HAMPA, con su gran poder la mandó aprehender. Y la metió en un hoyo oscuro y húmedo. A las hermanas y a los hermanos, enterados de la injusticia que sufrió la H les hirvió la sangre e hicieron una huelga de hambre.
Pero a los del poder hegemónico no les importó poque tienen hielo en el corazón. Los defensores de los derechos humanos y la gente honrada y humilde que la H había conocido se hicieron uno e idearon un plan para liberarla. El plan consistía en hilar un hilo con los rayos de la luna que llegara hasta el oscuro hoyo donde habitaba ahora la H.
Y ese hilo deshilachado se hundió en el hoyo arrojando luz de luna a la H que quería dejar de ser muda.
Y así es como la H huyó de las garras de la humillación y de las hordas hegemónicas y gritó: "¡Hasta la victoria siempre! ¡Ni una H muda presa nunca más!"
Y así fue como la libertaD se transformó en libertaH.
Y colorín colorado este contrahegemónico cuento se ha acabado.

Esperem que us hagi agradat.
Petons i feliç 2011!!

2 comentaris:

  1. HODER, FINALMENT LA H, AMB LA SOLIDARITAT DELS SEUS I LA JUSTÍCIA PRÒPIA DE LA NATURA VA PODER ALLIBERAR-SE.

    ResponElimina
  2. M'encanta! Mmmmmmua!

    PD: Ostres, aquí dalt hi ha un periquito que parla, com la Waaaater!

    ResponElimina